Homenaje póstumo a Alejandro Valdés Zeballos.

El sábado 26 de agosto en el cuartel de la Séptima Compañía del Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur se realizó un homenaje al ex -Superintendente Alejandro Agustín Ambrosio Valdés Zeballos (Q.E.P.D.), quien tuvo una dilatada hoja de servicio como Bombero.

Alejandro Valdés Zeballos estudio la carrera de Derecho y ejerció su profesión en el Senado de la República por casi más de 27 años donde se jubiló. Su deseo de servir se iniciaron cuando era estudiante, ingresó a los 17 años a la 3ra. Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago. Posteriormente a los 22 años, ingreso a la Décima Segunda Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago. También estuvo en la Séptima Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

Su andar por varias Compañías, lo llevaron a que el 8 de diciembre de 1961 se incorporara a la Cuarta Compañía que se encontraba en formación, en el sector Sur Poniente de Santiago. En el Cuerpo de Bomberos de San Miguel ocupó los cargos de Superintendente, Secretario General y a nivel nacional fue Vicesuperintendente de la Junta Coordinadora Nacional y luego Vicepresidente de la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos.

El 19 de junio de 1968 se dio inicio al trabajo de crear la Junta Coordinadora junto a los Superintendentes de los Cuerpos de Bomberos de San Bernardo, Rafael Pérez de Arce; Cuerpo de Bomberos de Santiago, Guillermo Morales; Cuerpo de Bomberos de San Miguel, Alejandro Valdés; Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal, Eduardo González; Cuerpo de Bomberos de Melipilla, Higinio Echeverría; y Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, Octavio Hinzpeter.

La constitución oficial de la Junta Coordinadora Nacional de Cuerpos de Bomberos se efectuó el 30 de mayo de 1970 en la Sala de Sesiones del Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Santiago. Posteriormente pasa a tener su fecha de fundación el 30 de junio de 1970 y su nombre cambia a Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile.

El 29 de julio de 1969, Alejandro Valdés solicitó que se constituyera una comisión dentro de la Junta para que elaborara algún proyecto de ley que pudiera presentarse a los Comités Parlamentarios. El 26 de agosto de 1970 fue dictada la Ley 17.328, la cual viene a constituir un nuevo estatuto para las colectividades bomberiles de todo el país, este cuerpo legal entregó diversos beneficios a los Cuerpos de Bomberos de la nación.

Los bomberos voluntarios del país disfrutan los logros alcanzados por la ley 17.328, que de su puño y letra redactó y presentó ante los legisladores de la época. Alejandro Valdés Zeballos trabajó incansablemente por todos los Bomberos del país para que las futuras generaciones contaran con mejor equipamiento en el desarrollo de sus labores.